28.1.11

PORTUGUESES QUE HICIERON LA ARGENTINA (4)

Antonio A. Monteiro (31/05/1907-29/10/80)

Su vida estuvo signada por el desarraigo, motivo por el cual emprendió, en donde estuvo, obras que lo trascendieran.Nace en Angola, en donde su padre formaba parte del ejército colonial portugués. Realiza sus estudios secundarios en el Colegio Militar en Portugal. Estos dos hechos marcaron significativamente la vida de Monteiro.Por una parte, su profunda vocación democrática, opuesta a toda opresión e intervencionismo militar, y por otra parte su solidaridad con la lucha de los pueblos por su independencia, principalmente de los africanos, ya que él se consideraba uno más de ellos.Se graduó de Licenciado en Matemática en 1930 en Lisboa. Podría afirmarse que la matemática pura no era cultivada en Portugal, y por lo tanto las escuelas superiores se limitaban a preparar profesores para las escuelas secundarias o técnicas. Fue en esta atmósfera, enormemente agravada por la opresión de la dictadura y la guerra civil en España y la segunda guerra mundial, que Monteiro, sin poder participar en la enseñanza oficial, hace entrar un poco de aire fresco, impulsando decididamente la matemática en Portugal.En 1941 contribuye decisivamente a fundar el "Centro de Estudios Matemáticos de OPORTO".En 1943 es invitado para dictar la cátedra de Análisis General en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Brasil (hoy, Universidad Nacional de Río de Janeiro). Para este cargo fue recomendado por Albert Einstein, John von Neumann y Guido Beck. Antes de hacerse cargo, funda en Portugal la ¨Junta de Investigaciones Matemáticas", junto con Aureliano Mira Fernándes y Ruy Luiz Gomes, la cual inicia la publicación de los "Cahiers d’Analyse Générale.

Llega a la Argentina en 1950, contratado por la Universidad Nacional del Cuyo. Su primer destino fue la Facultad de Ingeniería de San Juan, por recomendación de don Julio Rey Pastor. Produce entonces los primeros cambios en la enseñanza de la Matemática, enfocándola desde un punto de vista moderno, tarea que había comenzado Pedro Pi Calleja. El 6 de Enero de 1956 es creada la Universidad Nacional del Sur, sobre la base del Instituto Tecnológico del Sur. Es invitado por el Profesor Vicente Fatone, primer Rector organizador, a incorporarse a la Universidad para desarrollar tareas de investigación en el Instituto de Matemática y junto con Oscar Varsavsky a diseñar la Licenciatura en Matemática de reciente creación. Dicta el curso de Algebra II, que puede ser considerado como el primer curso serio y moderno de Matemática dado en estas latitudes.En 1968 Monteiro participa del Congreso Panamericano de Matemática, realizado en Buenso Aires, donde presenta un trabajo sobre generadores de reticulados distributivos, que fue elogiado por Garret Birkhoff, presente en el Congreso.En 1969 con licencia sabática viaja a Europa después de 25 años de ausencia. Visita numerosos centros matemáticos europeos donde es invitado a dictar conferencias. Se encuentra con el profesor G. Moisil en Rumania.A su regreso se acoge a la jubilación. Esto de ninguna manera disminuye su enérgica actividad y entusiasmo contagioso. Es nombrado PROFESOR EMERITO DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DEL SUR, distinción no alcanzada hasta el día de hoy por ningún otro docente o investigador de la Universidad.En marzo de 1975, invocando la legislación antiterrorrista, uno de los interventores pasajeros de la universidad le prohibió la entrada a la misma

En 1977, invitado por el Instituto Nacional de Investigación Científica de Lisboa, visita por segunda vez Portugal. Ocupa un puesto de Investigador creado especialmente para él, a solicitud de un gran número de profesores de Lisboa, Coimbra y Oporto. En el Centro de Matemática y Aplicaciones Fundamentales de la Universidad de Lisboa, abrió una linea de investigación en Algebra de la Lógica y efectuó una serie de exposiciones sobre sus últimos trabajos. Durante los dos años que duró su estadía su actividad fue muy fecunda, no sólo por el desarrollo de sus propias investigaciones, sino también por la orientación dada a jóvenes matemáticos que se iniciaron en su especialidad y cuyas tesis coronaron este trabajo. También dictó conferencias en la Universidad de Oporto.En 1978 redactó una memoria "Sobre las Algebras de Heyting Simétricas", que reunía los resultados de sus investigaciones, y la que le valió el premio Gulbenkian de Ciencia y Tecnología de ese año. Fue publicada en Portugaliae Math. Vol. 39, (1980), 1-237.

De regreso a Bahía Blanca, falleció el 29 de octubre de 1980.