20.3.12

EL EMBAJADOR DE PORTUGAL EN NUESTRO PROGRAMA

Hay sentimientos difíciles de explicar, y eso se palpó en la despedida del Embajador de Portugal en el Club de Villa Elisa y se repitió el domingo pasado en el programa, adonde concurrió para su último contacto con la comunidad portuguesa antes de su partida en los próximos dias.
El sentimiento generalizado fue el de la despedida de un amigo, tristeza, desazón, impotencia por no saber si lo volveremos a ver.
Podemos llenar este espacio de elogios hacia su persona, pero los vamos a resumir en tres palabras: respeto, humildad y responsabilidad. Respeto hacia la comunidad por la forma en que trabajó en pos de ella, apenas arribado al país dijo "vengo a trabajar para la comunidad" y así se pudo comprobar en todo este tiempo. Humildad en el trato hacia las personas, desde el mas al menos importante era tratado igual, todos podían acceder a su persona, conversar y pedirle lo que necesitaran. Responsabilidad, para cumplir con su tarea diplomática fomentando entre otras cosas el intercambio comercial entre Argentina y Portugal.
Cientos de anécdotas y hechos pueden ratificar lo arriba descripto contadas y vividas por la comunidad.
Hombre de palabra, a pesar del escaso tiempo disponible, cumplió como siempre con su promesa de venir al programa antes de su partida, así como lo hizo, apenas comenzada su gestión.
Para que no olvide al Club Portugués y a La voz del Club Portugués se le hizo entrega de una plaqueta con el lema de la institución "A uniao dos nossos socios é a força do nosso club".
Nos llenó de orgullo a todos los integrantes del programa haber compartido esos momentos que
nunca olvidaremos.
GRACIAS Dr. Joaquim Ferreira Marques