24.3.12

EL POEMA DE DESPEDIDA

En la fiesta de despedida del Embajador de Portugal en el Club de Villa Elisa, el Dr. Ferreira Marqués leyó al terminar sus palabras un poema que llenó de emoción a los presentes.
Ese poema fue escrito por el Sr. Anibal Pires, secretario del Club Portugués, alguien que escribe con sentimiento de tristeza por el Portugal que dejó de niño y ya nunca volverá a vivir.
Anibal Pires tiene muchos poemas de ese tenor, que hace llorar el alma de todos los emigrantes portugueses.
La sorpresa fué porque nadie sabía que el Embajador había elegido ese poema para cerrar su alocución y pocos quien era su autor, sorpresa que embargó con una gran emoción a su propio autor.
Para los que no pudieron escucharlo lo transcribimos en castellano para que todos puedan disfrutarlo.


A IFANES, MI ALDEA


Lloro....

Después de tantos años, todavía lloro.

Nadie ha llorado lo que yo he llorado

Y en tantas lagrimas pagado
El que me alejaran de allí.

Y cuando lloro sufro, porque la recuerdo
Cuando lloro sueño que en una de sus casas duermo
Cuando lloro camino bajo los almendros
Que me acompañan en silencio a lo largo del sendero

Un sendero que se pierde, como se pierden mis sueños
De regresar a mi aldea antes que llegue el invierno
Un invierno que las luces, hace brillar temprano
En sus torcidas calles, de piedra y fango


Calles que caminaron mis pies descalzos
Cuando para cholas no alcanzaban,
Las monedas de mi madre
Calles que saben del sufrimiento pasado
Por quienes las dejaron para emigrar a otros lados

Yo, uno más de tantos,
En mi primavera al partir
Deje todas las miserias, pero también,
A quienes me vieron reír

Hoy después de tantos años,
La ganancia ha sido poca
Olvide la miseria, ya no me toca
Pero también me olvide que la vida

La vida, de tanto llorar
Por saudades se me acorta.

Anibal Pires