1.7.12

LEYENDAS Y LUGARES DE PORTUGAL

La leyenda del pueblo histórico de Castelo Rodrigo


Amar Ofa

Esta leyenda se basa en hechos históricos y se relaciona con la expulsión de los Judios por los Reyes Católicos de España y con la llegada de muchos de estos Judios a Portugal en el reinado de Don João II, quien les dio la bienvenida y los protegió.
Uno de ellos fue Zacuto, un judío muy rico, que también había sido expulso de de España, eligió Castelo Rodrigo para irse a vivir. Viudo y de pocas palabras, era sin embargo, eximio en los negocios. Poco tiempo después de llegar a esos lados, ya era dueño de muchas tierras, compraba rebaños y había mandado construir una magnífica casa. Pero si estaba solo ¿Por qué una casa tan grande? – se preguntaban sus vecinos... Una vez terminado el trabajo, vinieron varias carrozas y con ellas muchos hombres y mujeres. A final Zacuto tenía parientes... Sin embargo, todos los ojos se estaban volteados para una persona, Ofa, su hermosa hija. Y el día que vino por primera vez salió la calle, fue un alborozo. Unos la saludaban, otros la recibieron en las ventanas, los niños le ofrecieron flores y pequeños regalos. Toda la familia estaba muy feliz, Zacuto había elegido un buen pueblo. Pero lo peor estaba aún por llegar, porque los chicos de la aldea estaban tratando por todos los medios conseguir la atención de la muchacha hermosa. Sin embargo, y por pertenecer a diferentes religiones, los padres no veían con beneplácito esas aproximaciones, a final de cuentas Ofa nunca podría casarse con un cristiano... Y la fama de la hermosa mujer judía salió y llegó a oídos de un hidalgo de los cinco condados, un chico de la región, conocido por su audacia y la inmensa fortuna de sus padres.
"Que voy a cenar con ella antes del invierno!"- Apuesta con los amigos!
Y se fue planeando hasta que se acercó al judío y le propuso un negocio, que muy agradó Zacuto. No contento con eso, decidió ir más allá y contrató a algunos hombres que harían un asalto al judío y que cual el hidalgo iría a salvarlo. Todos estuvieron de acuerdo con los hombres y entraron en acción. El plan resultó en su totalidad y Zacuto, muy agradecido, invita al Hidalgo a su hogar. ¡Ganó la apuesta! Lo que el Hidalgo no esperaba era de que se enamoraría de Ofa a primera vista y de ella él. Y pasaron a encontrase a escondidas, pues las familias nunca irían aceptar aquel matrimonio. Cuando el pueblo veía al Hidalgo salir sin decir nada, murmuraban entre ellos: “ahí va él amar Ofa”
El romance acabó por tener un final feliz, porque según la tradición de todos los Judios que vivieron en Portugal eran obligados a aceptar el cristianismo, esto si no querían ser expulsas. Así desapareció la barrera de la religión y como ambas familias eran muy ricas llevó a cabo el matrimonio en el Monasterio de Santa María de Aguiar y la fiesta duró 3 días y 3 noches. En el brindis a los novios, la gente gritaba “Marofa, Marofa ...” y así, símbolo de alegría, vino el nombre de la Sierra de Castelo Rodrigo: “Sierra de Marofa”.

Castelo Rodrigo

Castelo Rodrigo es una localidad de Portugal en el distrito de Guarda. Pertenece a las Aldeias historicas de Portugal, se encuentra perfectamente restaurada, conservando en su fisionomia urbana el entramado medieval de sus calles y la arquitectura de sus edificaciones que no ha variado apenas nada desde aquella epoca.



Circular por Castelo Rodrigo no es especialemte agradable ya que el diseño medieval de sus calles entorpece en gran medida la circulacion, por que si se desea visitar la villa lo mejor es dejar el coche en una de las amplias zonas de aparcamiento que encontrara alrrededor de las murallas, para continuar desde alli el recorrido a pie con un agradable paseo ya que la localidad es pequeña y no hay distancias largas
Despues de recorrer la villa andando, entrar al castillo y ver sus numerosos monumentos si el tiempo del que se dispone se lo permite, merece una visita el cercano monte de "La Marofa", en su cima se encuentra un santuario desde el que se pueden contemplar unas excelentes vistas de toda la comarca. A lo largo de la subida a la cima se pueden observar una especie de capillas en las que se representan escenas biblicas.